Atención plena

Es llevar la atención hacia ti mismo y hacia las experiencias que vives momento a momento. Es estar completamente presente, consciente de en dónde estás sin reaccionar excesivamente por lo que está pasando a tu alrededor.

Mostrando el único resultado